coaching/marta romo/Uncategorized

Ingredientes para el nuevo aprendizaje

“La verdadera profesión del hombre es encontrar el camino hacia sí mismo”. Hermann Hesse.

 pregunta

Los profesionales, los directivos, los gerentes y los líderes se enfrentan a nuevos retos. Y nuevos no sólo por su naturaleza, sino por sus dependencias, influencias, coyunturalidad, capacidad de estrés… Afrontan situaciones que precisan la práctica de nuevas habilidades y competencias para alcanzar el éxito, por lo tanto, es lógico que necesiten ayuda no tanto para abordar sus cometidos profesionales (formación técnica) sino como directores de negocio, líderes de personas y constructores del futuro. 

¿Cuáles son los nuevos ingredientes para el aprendizaje? Elección, Ejecución y personalización… y si hay diversión mejor, que mejor. 

Elección, que combina reflexión y decisión. La palabra elegir proviene del latín legere una mezcla de leer y escoger. La idea de elegir es escoger entre varias posibilidades, hoy en día nos encontramos con algo más que dilemas o decisiones (elegir entre solamente dos cosas), estamos saturados de información, de opciones, las posibilidades se multiplican y la atención se disipa. Elegir también implica ir más allá de la reflexión, hay que concluir con algo.

Ejecución, implica acción y constancia (efecto de poner en marcha algo hasta completarlo). La palabra ejecución es un cultismo creado en el siglo XIV del latín “exscecutio”, formado del prefijo ex- (sacar), sequi (seguir), y del sufijo tio que expresa acción y efecto. Es decir, ejecución no es sólo iniciar un estimulo, sino seguirlo hasta completarlo.

Personalización, en términos de aprendizaje implica atender a la diversidad, adaptar el contenido y la metodología a la persona y sus circunstancias. Para que sea efectivo, se requiere diálogo, intercambio y reciprocidad. La personalización garantiza un alto nivel de atención ya que no responde al “pan para todos”, sino al “qué quieres tomar tú”, se implica a la persona en el proceso y se busca su compromiso y responsabilidad. La personalización incurre también en el trabajo personal, como sustento del desarrollo profesional, teniendo en cuenta también lo emocional.

Si el Talento es Capacidad por Compromiso en un entorno dado, depende de las empresas generar el entorno adecuado para que aflore o se libere. Si además, las empresas han de reducir el absentismo emocional, atraer talento, evitar jefes tóxicos, aumentar la calidad directiva,  ser más productivas, no basta con la formación. La formación, la adquisición de nuevos conocimientos y habilidades, es absolutamente necesaria, imprescindible, pero no suficiente. Debe complementarse con el Desarrollo, para generar aprendizajes que se transformen en hábitos.

Marta Romo

4 pensamientos en “Ingredientes para el nuevo aprendizaje

  1. Hola Marta,
    me gusta la parte del desarrollo y la capacidad para generar un clima apropiado para que florezcan los talentos.
    Las empresas buscan fuera, y suelen ser incapaces de crear talentos.
    Usando el símil futbolístico, podemos crear una buena cantera, o fabricar equipos desnaturalizados a golpe de talonario. O a veces ni eso.

    Un abrazo.

  2. Toralmente de acuerdo: la formación no es suficiente, debe completarse con el desarrollo

    Enhorabuena por el artículo
    y por el blog
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s