Intrapersonal/marta romo

El caso Phineas Gage: las emociones y la toma de decisiones

Hoy quiero hacer mención al clásico caso clínico de Phineas Gage, un interesante personaje, aunque desafortunado, que nos ayudará a reflexionar sobre el papel de las emociones en el proceso de la toma de decisiones y la planificación. En muchas ocasiones me encuentro explicando cómo funcionan las emociones y defendiéndolas como clave en los procesos de toma de decisiones, ya que existe la falsa creencia, sin ninguna fundamentación científica, de que las emociones nos confunden en lugar de ayudarnos. Existen numerosas investigaciones que evidencian lo contrario, que la participación de las emociones en la toma de decisiones es clave y necesaria. Investigadores como Antonio Damasio, Jules Lobel (Universidad de Pittsburg),  George Loewenstein (Universidad Carnegie Mellon), entre otros, ha podido observar cómo en los segundos previos a la toma de una decisión, se produce una descarga autonómica leve que provoca una emoción y que alerta al individuo y sugiere un curso de acción, que posteriormente se complementa con la cognición. Esta pulsión, inconsciente y automática, se genera en regiones que almacenan información acerca de situaciones similares vividas en el pasado.

En realidad, está demostrado que las decisiones humanas están controladas por dos sistemas neurales: el deliberativo y el emocional,  en concreto, por  la interacción de ambos. El sistema deliberativo se encuentra en la corteza prefrontal del cerebro, el sistema emocional tiene que ver con nuestro cerebro límbico. La emoción es rápida, pero sólo puede responder ante una cantidad limitada de estímulos y  la deliberación es relativamente lenta y  elaborada, aunque más flexible. El sistema emocional es el sistema por defecto para la toma de decisiones y la deliberación se activa cuando una persona encuentra una situación diferente.

Vamos a hablar ahora de Phineas Gage. En 1848 Phineas Gage era un joven hombre querido por sus amigos, con éxito en su trabajo y con un futuro prometedor por delante. Un día como otro cualquiera, en el que Phineas dirigía la construcción de una línea de ferrocarril, sucedió un extraño accidente. Tras meter el explosivo en un barreno para hacer explotar la roca, como hacía siempre, alguien llamó su atención, Phineas se distrajo y mientras contestaba la demanda de algún compañero, apretó directamente la pólvora con una barra de hierro. La detonación fue fulminante. Todos quedaron mudos y paralizados por el tremendo panorama que se podía contemplar. La barra de hierro (de seis kilos, tres centímetros de diámetro y ciento diez centímetros de largo) había penetrado la mejilla derecha de Phineas, perforando su cráneo y atravesando literalmente la zona frontal de su cerebro. La barra apareció a más de 30 metros de distancia de la explosión, llena de sangre y tejido cerebral. Ante el tremendo shock, Phineas yacía inmóvil en el suelo, hasta que tras unos instantes comenzó a hablar.

Sus compañeros aturdidos, intentaban ayudarle y le llevaron hasta un carro donde Phineas viajó sentado durante más de un kilómetro, hasta que legó a un albergue donde esperar la llegada del médico. Cuándo llegó el médico, Phineas hablaba y podía expresarse sin ningún problema, de hecho le pudo contar con pelos y señales todo lo sucedido y contestar a todas sus preguntas. ¡Increíble!

Tras una dura recuperación de aproximadamente dos meses, Phineas ya no era el mismo. Físicamente se había recuperado y hablaba con normalidad, pero su comportamiento emocional se volvió extraño. Comenzó a tener problemas con sus amigos y a ser despedido constantemente de todos los trabajos en los que estaba. Analizando su comportamiento, se concluye que sus respuestas emocionales eran inapropiadas, era incapaz de organizar cualquier actividad futura (efecto de “miopía ante el futuro” por la incapacidad de tomar decisiones), y su visión sobre sí mismo era exageradamente narcisista y exagerada. Murió sólo, tres años después.

Esta tremenda historia demuestra que la zona frontal, la más evolucionada de nuestro cerebro de humano, no es crítica para nuestra supervivencia ni para las facultades intelectuales básicas, pero sí lo es para la convivencia en sociedad y sobre todo para poder planificar nuestro futuro.  Phineas Gage perdió sus competencias emocionales y con ello, su capacidad para decidir sobre su futuro de forma coherente. Nuestras emociones pueden contribuir al éxito de nuestro futuro, sí, pero no de forma instintiva, sino con inteligencia, con inteligencia emocional.

Ya sabéis, cuando os digan que las emociones entorpecen a la razón, hablar sobre Phineas y sobre los más recientes descubrimientos de la neurología, que concluyen rotundamente cómo las emociones son en realidad, aliadas de la razón, sobre todo al hablar de futuro y por tanto de anticipación, intuición, visión estratégica e innovación.

Marta Romo

About these ads

17 pensamientos en “El caso Phineas Gage: las emociones y la toma de decisiones

  1. Totalmente de acuerdo. Existe una taxonomía de sentimientos que va desde los proto-sentimientos (Bienestar-Malestar) hasta las Emociones Cognitivas Secundarias (emociones mucho más desarrolladas y adaptadas al entorno social en que vivimos).
    De esta manera, las emociones complejas determinan el marco para la acción correcta (como reflejas en tu ejemplo) Mediante estas emociones evaluamos las situaciones, regulamos nuestras respuestas, nos motivamos y coordinamos comportamientos con nuestros semejantes.
    Existen estudios de la Universidad de Iowa que demostraron que en pacientes con lesiones a nivel cortical en el córtex prefrontal del lóbulo frontal carecían de “memoria emocional”, impactando y frustrando capacidades como la planificación a largo plazo, las decisiones asociadas e incluso, las consecuencias de los mismos.

    Un saludo

  2. El caso de Phineas Gage, en si no es tan increíble, hace unos días salió en Internet el caso de un joven que por un accidente perdió 3/4 partes del cerebro o sea, casi no tiene cerebro y para poder salir a la calle se pone una gorra porque asusta, el joven tiene una vida casi normal, lo único que tiene es que habla un poco lento y algo le falla un brazo pero nada más.

    Toda actitud está basada en una experiencia y en el caso de Phineas Gage pienso que no pudo racionalizar lo que le pasó, que tal vez quedó con cicatrices que posiblemente esa era la razón de su narcicismo, o sea, él trataba de engañarse a si mismo y como no podía hacerlo él veía en los que le rodean algo que él no podía ser, clara frustración.

    Sin temor a equivocarme, si Phineas Gage era tratado o intervenido por un profesional en P.N.L. su actitud hubiera sido diferente.

    Muchas gracias por el espacio y bendiciones.

    • Roberto, en el caso de Phineas, no fue tanto su inadaptación a lo que le había ocurrido, puesto que como puedes apreciar en la foto no quedó sensiblemente marcado físicamente por el accidente, sino una incapacidad para controlar sus sentimientos o tener “memoria” de los sentimientos, lo que le redujo la capacidad de elección. Se volvió brusco, malhumorado, despreciaba a los demás y sus actos y palabras no cuadraban con los que anteriormente había desarrollado. Esto fue lo que causó sus despidos y sucesivos hechos.

      Aunque la PNL es altamente eficaz, su propia “N” la convierte en una herramienta, al menos eficaz, puesto que neurológicamente no podría trabajar sobre sentimientos que no aparecen o no se diferencian. Existen otros casos de alteración cerebral que no afectan a la zona de “memoria sentimental” de personas que no son capaces de recordar lo que acaban de hacer, y sin embargo no vuelven a una situación de emociones primarias (bueno-malo) que consigan adaptarlos al ambiente facilitándoles la capacidad de elección

    • Hola, buena tarde!! mira estoy tratando de buscar respuesta para algo en mi vida, vi tu comentario y te quiero compartir lo que me pasa. soy una persona muy inteligente, creo qeu valiente, busco audacia, sabiduría, creo ser creativo y creo tener una conexión con Dios, con la fuente nose.. intuición, que me hace confiar.. y creer.. el hecho es uqe llevo 1 año y 4 meses, trabajando en un proyecto, un emprendimiento, obviamente sin sueldo y sin mover mi hv, me cuesta mucho dejarlo sin terminar, y considero que si vuelvo a trabajar por lo que me conozco, creo que la energia la pondria en el nuevo trabajo, y dejaría esto,.. y me cuesta mucho dejarlo sin terminar, es decir, si no resulta uqe caiga por su propio peso, pero no por falta de energia o talento o trabajo de mi parte, esto me ocasiona un fuerte dolor, emocional lsupongo, por que debo dejar pasar oportunidades,y aunque creo que esto va a resultar, me refiero al proyecto, tengo un dolor o temor no se si sea por no poder seguir en un empleo normal como los demas, no se que deba hacer, no se como decidir y que la decision que tome sea la que mantenga sin arepentimientos… y asumiendola. gracias

    • Hola Roberto!!! Tengo un Master Trainer en PNL y un Master en Coaching Organizacional y te aseguro que tanto lo que le paso a Gage como a Elliot, el paciente del Dr. Damasio, no tiene que ver con una cuestión de actitud y no se resuelve con PNL.

      Lejos de perder su brillantes intelectual, su memoria, su lógica, su atención y sus habilidades cognitivas; Elliot no tenía consciencia de sus sentimientos respecto a lo que le había sucedido (lo operaron de un cáncer ubicado detrás de su frente).

      Si bien podía narrar sus acontecimientos trágicos, era como si lo contara totalmente disociado de la situación; como si fuera un observador que cuenta una película; sin mostrar emoción alguna, ya sea tristeza, enojo, arrepentimiento, frustración o dolor.

      Tal como lo expresa muy bien Javier Rubio, no tienen “memoria emocional”, por lo tanto no pueden tomar decisiones, ni distinguir entre lo relevante o lo que les interesa.

      No tiene que ver con la voluntad, ni con racionalizar lo sucedido, ni con el narcisismo, sino con no tener recuerdo de una emoción y por ende, registro de lo que una emoción significa.

      Excelente tu nota Marta!!!

      Un abrazo a todos

      • Buenos días Lola, me da gusto el que te intereses en lo que digo aunque sea para debatir. Desde que estoy metido en esto de la P.N.L. he conocido uno o creo dos personas que si son programadores pero incluso ellos no tienen la creencia de que con P.N.L. se puede llegar muy lejos, incluso hay personas que dicen que es un fraude después que se aprendieron la teoría como una dependencia.

        El caso es que hay muchos que cuando se expresan o escriben me están diciendo que se rigen a la teoría, toma en cuenta que habrá mucha gente que entra en este blog y no sabe nada de P.N.L. entonces ¿Para qué usar terminología que sólo los programadores entienden? Ahora si el señor Gage podía contar su caso disociado eso quiere decir que el si tenía memoria por lo tanto quiere decir que si razonaba, lo que pasa es que lo cuenta cómo si le hablara de otra persona, entonces si él tenía una forma de actuar es porque en su mente tiene la información para hacerla, nadie en el mundo se puede mover si es que no tiene la razón para hacerla, así de simple, por lo tanto esa razón es la que se podía corregir.

        Es imposible que una persona no tenga imágenes en su mente y mientras la tenga el trabajo del cambio es fácil aunque no rápido. ¿Tienen idea lo que es cambiar a una persona en la cual ya tenía dos intentos de suicidio? Les digo porque la misma familia me lo confirmó aunque a ella no le creía. Me lo contaron porque estaban sorprendidos del cambio.

        Al verdadero Máster se lo ve en el acto del cambio, muchas veces he tenido que crear programas en fracciones de segundos por las reacciones que algunos pacientes han tenido cuando su mente se da cuenta que la quieren cambiar, una cosa es contar y otra es vivirla. Sólo para que mediten, he tenido que crear realidad virtual en la mente del paciente en casos extremos de burlas que hacen al paciente no querer salir de sus casas, ¿Que he conseguido con eso aparte del cambio del paciente? Pues he logrado cambiar la actitud que el malvado tiene hacia su víctima, es decir, he podido entrar en la mente de terceras personas y hacer que ellas cambien por lo menos en actitud hacia el ofendido. Honestamente no sé hasta dónde se puede llegar ya que no tengo costumbre de coger conejillos de indias para estos casos.

        En resumen, me mantengo en que si se podía hacer algo por el señor Gage. El hecho de que muchos profesionales en P.N.L. no lo hayan hecho no quiere decir que no se pueda o no exista el medio para hacerlo, al menos he atendido casos en que los Psiquiatras se han pasado años y no han logrado nada y yo en menos de 15 días se van felices. Si alguien quiere aportar en mejorar estos aprendizajes lo felicito que estoy atento en leer.

        Muchas gracias Marta por el espacio.

        Bendiciones.

        Roberto Sanahuano
        Máster en P.N.L.

  3. Gracias por tanta sabiduría Marta, pasa también cuándo conoces a una persona, la primera intuición que te viene, mezclada con el sentimiento, es muy válida y la que importa aunque luego más tarde, cuándo la vas conociendo completas eso que has percibido por primera vez, todo ello va formando parte del conocimiento de los demás.

    ¡Qué buen artículo!.

  4. Saludos a todos los posibles que vayan a leer este comentario. Esto va para Javier Rubio, pues sí, lo que dice el señor Punset es totalmente cierto pero parece que el está bien atrazado, porque la intuición la usamos todos y la mayor parte del tiempo. Ahora en la toma de decisiones, al menos en mi caso por dejarme llevar por la mejor opción que conscientemente se ve, es que he tomado las peores, nunca hice caso al “Nooo eso nooo mejor has esto, no seas pendejo” pero sin embargo para mí el pro me decía que si, para luego terminar en el resultado desastroso, una vez perdí 100.000 dólares sólo por haber dicho si a una mujer, aunque en mi mente escuchaba “Noooo”

    Ahora en el caso del señor Phineas Gage, sigo con lo dicho porque ¿Quién va a reaccionar con cordura después de lo que le pasó? Un trauma puede hacer mucho daño y peor si la persona no es centrada, además su actitud está relacionada por su posición en su vida ¿Ahora que será de mi? Cuantas veces se habrá preguntado, pero como se ve que fue un hombre de trabajo, intentó seguir aunque no pudo.

    Gracias por el comentario.

  5. Con el permiso de Marta.

    Esto es para Francisco y contesto porque no sé a quién se dirige. Según leo el proyecto es muy largo, espero que no sea como el mio. La pregunta es ¿Qué es exactamente lo que te molesta? Porque si me dices con claridad, te puedo ayudar o si deseas por intermedio de mi blog, en total lo veo sencillo al menos desde mi punto, ahora no sé cual es el tuyo, en todo caso espero una respuesta que con mucho gusto estoy listo.

    Muchas gracias por el espacio Marta.

  6. Pingback: Talento IT » No te limites: Cambia tu actitud

  7. Pingback: No te limites: Cambia tu actitud « Juntoshacemosmas

  8. hola Marta. Disfruto mucho con tus posts. Tengo una dudilla: si la zona prefrontal es la encargada del raciocinio, ¿cómo es que afecta a las emociones?. Tengo entendido que las emociones residen más bien en la zona límbica. Me interesa tener claro si son las emociones las que mueven a la acción a la parte más racional o es lo que pensamos, la parte racional, la que provoca las emociones. En mi experiencia personal a veces he comprobado que una simple idea provoca una emoción incontrolada o al menos muy fuerte sin explicación aparente. Como consecuencia trabajo bastante la autogestión en el coaching para evitar que determinadas expresiones puedan hacerme perder la calma. Gracias por todo
    LiderEficaz.com/blog

  9. Pingback: Actitud

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s